Spanglish: Será tan Malo?: Dra. Maria Fleck, Innova College

Posted: Apr 22 2014

Se puede ver a lo largo de la historia que las maneras de hablar y escribir van cambiando. Una de las transformaciones más notables de los últimos años aquí en Estados Unidos ha sido el desarrollo del “Spanglish,” esa combinación del inglés con el español en los niveles de la fonética (pronunciación), morfología (palabras) y sintaxis (frases y oraciones). Para algunos, esto atenta contra una percibida “pureza” del español considerado “estándar,” lo cual implica que verdaderamente existe tal español idealizado que todos nosotros aspiramos dominar y esperamos que otros dominen. En mi desempeño como Profesora del curso online de Composición en Español en Innova College Business School, tengo el agrado de facilitar el diálogo-tanto de los estudiantes entre ellos como de los estudiantes conmigo-sobre una variedad de temas relacionados a la lengua española y sobre los idiomas en general, de ahí he podido sacar interesantes conclusiones.

Lo que se entiende por la denominación “español estándar” es esa versión del idioma hablado y escrito en los países hispanohablantes del mundo por las personas educadas. Todos sabemos que hay palabras “estándar,” como por ejemplo “trabajar,” y palabras usadas informalmente, como “laburar,” que es lo mismo que trabajar pero en el lunfardo argentino. El fenómeno de la dicotomía entre lo formal y lo informal en el idioma se extiende a todos los países de habla hispana. Similarmente, aquí en este gran país, podemos ver al Spanglish como una versión informal de un idioma español modificado por la fuerte influencia del inglés.


Según el Censo estadounidense del año 2010), de las más de 308,7 millones de personas que viven en los Estados Unidos, un 50,5 millones se consideran de origen hispano o latino. Esto equivale al 16% de la población, y se calcula que sin lugar a dudas esta cifra va en aumento. Ciertamente es posible que no toda la población hispana/latina considere el español como su lengua materna, pero aun así, se puede deducir que hay millones de personas hispanohablantes en este país, que de hecho estudian en el college o Universidad en Español. Ahora bien: todos sabemos que el idioma dominante en este país es el inglés, y que poco a poco, otros idiomas traídos por los inmigrantes van desapareciendo. Sin embargo, y aquí está lo fascinante de todo esto, el español no desaparece, sino que ha ido cambiando bajo la influencia del inglés, de tal manera que hay gente que en lugar de decir algo como “I have to work on my car” dice “yo tengo que trabajar sobre mi carro,” o en lugar de “we are going to the market in the truck, to take back the flashlight that didn´t work” dice “estamos yendo a la marqueta en la troca, a volver para atrás la flashlai que no trabajaba.”


¿Qué conclusiones sacar de todo esto? 

Primero, podemos afirmar que todos los idiomas cambian con el paso del tiempo y gracias a la influencia de otros idiomas con los que se encuentran en contacto. Probablemente también existan aquí el “Chinglish” o el “Franglish,” mezclas de chino con inglés o de francés con inglés respectivamente, pero la población propensa a usar el Spanglish es mucho mayor, y por eso es más frecuente que notemos su uso y que como hispanos nosotros mismos seamos a veces destinatarios, y aún usuarios, del mismo. Segundo, los cambios lingüísticos de por sí no son ni buenos ni malos (la lingüística no juzga), de manera que el Spanglish no es ni bueno ni malo. Aquí, simplemente es, aunque si intentáramos usarlo en nuestros países, nos mirarían un poco como si fuéramos de otro planeta. No vamos a poder prohibirlo, aunque pretendamos, y con razón, el uso de un español más estándar en los contextos formales o académicos. Tercero, dado que no podemos prohibirlo, quizás lo mejor que podemos hacer es comprenderlo, y comprenderlo como un fenómeno que se da comúnmente en las sociedades en las que el bilingüismo es prácticamente un estilo de vida. 

Después de todo, ¿no es mejor saber hablar en inglés y en Spanglish también, que saber hablar solamente en inglés? El desafío está en no dejar de lado el español formal o académico, y saber diferenciar entre ese español que todos seguimos apreciando y el Spanglish.

-Dra. Maria Fleck
Profesora Innova College
www.innovacollege.com

Comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing