Diciembre en Taos, New Mexico y Las Posadas

Posted: Apr 22 2014

-By Teresa Dovalpage, PhD
               Ya estamos en diciembre y en Taos nos preparamos para celebrar la Navidad. ¡Hay muchas maneras diferentes de hacerlo! En este artículo, y en los siguientes, me referiré a distintas tradiciones locales que tienen lugar durante esta época del año y a las que todos están invitados a participar.

En esta ocasión comenzamos con Las Posadas.

“Las ricas tradiciones del norte de Nuevo México tienen sus raíces en costumbres nativo americanas y españolas que se remontan varios siglos atrás,” dice el doctor Larry Torres, investigador, etnógrafo y profesor de UNM-Taos.

Lo realmente interesante, y lo que constituye uno de sus mayores atractivos, es que tales tradiciones han mantenido casi toda su significación original, aunque también se les ha añadido un toque nuevo mexicano que les da el ya clásico sabor local. ¡Igual que hace el chile con los platillos de Nuevo México!

Las Posadas consisten en una obra de teatro que se representa durante los nueve días anteriores a la Navidad. Su tema es la historia de José y María, desde el momento en que dejan su casa en Nazaret para empadronarse en Belén, hasta que encuentran acogida.

La obra se pone en escena durante nueve días, refiere el Profesor Torres, porque cada uno de éstos marca un mes pasado por Jesús en el vientre de su madre.

El niño Jesús está representado por una muñeca o por un bebé real, y se mantiene con el rostro cubierto durante ocho días para indicar que aún no ha nacido. El noveno día, la muñeca o el bebé ya muestran su carita, lo que simboliza el nacimiento de Jesús.

“Las Posadas tienen mucho simbolismo poético y religioso,” dice el Profesor Torres.

Cada noche los posadistas van a una casa diferente cantando villancicos. Por ejemplo, al comienzo de la obra canta José:

“En nombre del cieloos pido posada,pues no puede andarmi esposa amada.

¡Pero la respuesta no es precisamente de bienvenida! Del interior de la casa le responden: “Aquí no es mesónsigan adelante.Yo no puedo abrirno sea algún tunante.”

Los peregrinos insisten: “No seas inhumano,tennos caridad,que el Dios de los cieloste lo premiará.”
               Pero es en vano. Desde adentro replican:
Ya se pueden iry no molestarporque si me enfadolos voy a apalear. “

De esta forma, los posadistas van a casas diferentes cada vez y son despedidos hasta la novena noche, cuando finalmente se les da posada. Cantan los peregrinos:

“Mi esposa es María,es Reina del Cieloy madre va a serdel Divino Verbo.”
               Y le contestan desde la casa:“¿Eres tú, José?¿Tu esposa es María?Entren, peregrinos.No los conocía.”

Con esta respuesta final del villancico, los posadistas entran a la casa, o a la iglesia, en la que son, por fin, bien recibidos. En ese momento los anfitriones les dan la bienvenida a todos y les ofrecen algo de comer, como tamales y biscochitos.

“En la Parroquia de la Santísima Trinidad hay diferentes familias que ofrecen sus casas para acoger a los posadistas,” dice el Profesor Torres. “Yo soy uno de ellos. He estado participando en las Posadas de Arroyo Seco durante 30 años.”

Pero las Posadas han ido cambiando con el paso del tiempo, explica. Aunque no ha variado su esencia, sí han sufrido algunas modificaciones.

“Cuando empezamos, los posadistas, José y María, eran acompañados por tres demonios que corrían delante de ellos y se ocupaban de cerrar las puertas para que la Sagrada Familia no pudiera entrar en las casas,” dice. “Ahora sólo hay un diablo que cierra la puerta, pero un ángel viene y lo mata, así que todos entran felices, cantando canciones alegres.”

Como parte de la ceremonia, el Profesor Torres guía a los posadistas y al resto de los asistentes en una oración. También les da a los participantes un guión de las canciones de Las Posadas y el texto completo, en español e inglés.

Pero esta representación es más que una simple obra de teatro u un rato para compartir con amistades, nos dice.

“Las Posadas son básicamente nueve noches dedicadas a la purificación, la meditación y a ponerse en contacto con el espíritu de santidad de esta temporada,” explica el Profesor Torres. “Es un momento muy especial para mirar a nuestros interior, y también para reunirnos como una familia mística.”

Además de las posadas organizadas por la Parroquia de Arroyo Seco, hay muchas otras que tienen lugar en diferentes iglesias de Taos, y en casas particulares.

Si quieres participar en Las Posadas que celebra la Parroquia de la Santísima Trinidad este año o saber más sobre ellas, puedes dirigirte a las oficinas de la iglesia o llamar por teléfono.

La Parroquia de la Santísima Trinidad se encuentra en la Carretera 150, número 498, en Arroyo Seco.

Misas: Domingos a las 10:30 am y 5 pm

Teléfono de la parroquia: (575) 776 2273

Comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing